«

»

Imprimir esta Entrada

El complemento directo

Es uno de los principales complementos del verbo. Aparece siempre en oraciones de predicado verbal y es el complemento de los denominados verbos transitivos.

1. Características de los verbos transitivos

Jugar, comprar, pedir, ver, hacer, preguntar, dar, resolver, tapar… ¿Qué tienen en común todos estos verbos? Está claro que no es el significado porque se refieren a acciones muy diversas. No, lo que tienen en común todos ellos es que necesitan llevar un complemento para tener significado completo y ese complemento es el que conocemos como complemento directo (CD).

Necesito: comprar algo, pedir algo, hacer algo, sin este complemento el verbo, y en consecuencia la oración, se queda con un significado parcial: Juan compra (pero ¿qué compra?) Juan pide (¿qué pide: dinero, paz, tiempo…?)

No sucede lo mismo con otros verbos, los intransitivos, que, estos sí tienen el significado completo. Nos referimos a: saltar, salir, volver, entrar, vivir…, ejemplo: Juan vive (¿Qué vive?, esta vez no hace falta preguntarlo). Pueden, y en ocasiones es obligatorio, llevar complementos circunstanciales que indiquen tiempo, modo o lugar, principalmente, sucede la acción verbal.

 

 Juan vive en Madrid con su familia 

Juan salta los domingos en el gimnasio

 

En resumen, los verbos transitivos necesitan llevar CD para completar el significado de la acción verbal. Por tanto, el CD es un argumento seleccionado por el verbo de presencia obligada en la oración.

 

Por último, la definición semántica de CD sería la persona, animal u objeto sobre quien recae la acción del verbo. Ejemplo:

Marina compra regalos

 

2. ¿Cómo identificar el complemento directo?

Para identificarlo en la oración, podemos aplicar estos recursos:

 

PRUEBA 1ª: Se puede sustituir por los pronombres átonos de tercera persona:  LO, LA, LOS, LAS. Ejemplos:

Ana compra regalos>Ana los compra

Juan hace ejercicios de matemáticos> Juan los hace

Es la forma más fiable para identificarlo.

 

Sustitución por LA para evitar ambigüedades: El problema puede surgir cuando el CD ya está en forma de pronombre átono, pero no de 3ª persona:

Te quiero

Te ¿Será CD o CI? Para comprobarlo, pon la oración como si fuera a ella:

LA quiero (CD)

frente a LE quiero (a ella),

que sería CI pero vemos que no “suena” que es incorrecto si lo sustituyo por LA.

 

PRUEBA 2ª: El CD nunca va introducido por preposición. Solo hay una excepción: cuando es un CD de persona tiene que llevar obligatoriamente la preposición  “a”.  Ejemplos:

He visto a tu hermana en la calle

Conocí a Felisberto  en la fiesta

 

PRUEBA 3ª:  Cuando el sujeto es un ser animado, se puede pasar la oración a pasiva, si se permite el cambio entonces el nuevo sujeto de la pasiva era el CD. Ejemplos:

Mi padre construye casas  (CD) > Las casas (Suj) son construidas por mi padre.

 

PRUEBA 4ª: La prueba menos recomendable. Es el método tradicional que aconsejaba  preguntar al verbo ¿qué? o ¿qué cosa? es el objeto de la acción. Ejemplo:

Ana compra regalos > ¿Qué compra Ana? > Respuesta: regalos (el CD)

¿Por qué no es de fiar? Porque en algunas oraciones podemos confundir al sujeto con el CD, por ejemplo:

Me gusta el chocolate > ¿Qué me gusta? >El chocolate (pero no es CD sino el Sujeto de la acción)

 

3. Formas del C.D.

El complemento directo aparece en la oración  en forma de diferentes sintagmas:

  • Sintagma nominal (SN): EL núcleo puede ser un nombre, pronombre o adjetivo sustantivado:

Ella estudia matemáticas

Quiero eso

  • Sintagma preposicional (SPrep). En la forma de Sintagma Preposicional solo puede ir introducido por la preposición “A” seguido de un CD que se refiere a una persona:

He escogido a tu  hermano para el trabajo

  • Como un pronombre reflexivo o recíproco: me, te, se, nos, os, se. Ejemplos:

Ellos se miran fijamente

Felisberto se lava todas las mañanas

  • Un pronombre personal átono: lo, la, los, las.  Ejemplos:

La amo

La he visto aburrida

 

  • Una oración subordinada sustantiva (que estudiaremos en el punto , del curso):

 

Ella hace que me sienta mejor

4. Algunas dificultades

Después de estudiar el CI en el punto siguiente, vamos a dedicar un apartado a las dificultades que pueden surgir al diferenciar el CD del CI. Especialmente cuando el CD o CI tienen forma de pronombre atono (me, te, lo,etc.) es relativamente fácil que nos confundamos en el análisis.

 

Pero primero estudiemos el CI y luego aprenderemos a distinguirlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *