«

»

Imprimir esta Entrada

Estudio del “boom” de la literatura hispanoamericana

El “boom” es el nombre que se ha dado a un fenómeno editorial sin precedentes que dio a conocer mundialmente a todo un grupo  de célebres narradores que en las décadas de 1960 a 1980 perfeccionan el modelo narrativo del realismo mágico y lo popularizan. Coincide en el tiempo con la novela experimental en España.   En 1962, el mismo año que aparece Tiempo de silencio, se publi­caba La ciudad y los perros de Vargas Llosa. En 1967, el mismo año que Volverás a Región, del español Juan Benet, aparece Cien años de soledad de García Már­quez. El “boom” no tiene carácter generacional. Está formado por escritores de diversas   edades y países, y frecuentemente con escasa relación entre ellos. Lo que los une es la voluntad de continuar la renovación iniciada con el realismo mágico.

Desde 1962 con la concesión del premio Biblioteca Breve a Vargas Llosa se inicia todo un fenómeno editorial a escala mundial que da a conocer a los escritores hispanoamericanos hasta entonces marginados. El fenómeno, “Boom” sirvió para recuperar también la obra de escritores anteriores como Carpentier, Asturias o Borges. Aunque es imposible enumerar todos los rasgos de la nueva narrativa, hay una serie de elementos comunes como:

  • Se rechaza el realismo como forma para la   expresión del peculiar mundo hispanoamericano, y en consecuencia se insiste en la renovación de técnicas novelescas con técnicas de la novela experimental.
  • Preocupación por el desarrollo de las estructuras narrativas que rompen con la linealidad espacio-temporal
  • En relación con el punto anterior, la necesidad de un lector activo que reconstruya el universo novelesco de la aparentemente desestructurada novela.
  • Experimentación lingüística y estructural: la ruptura de la línea   argumental y el descoyuntamiento de la narración lineal para constituir a veces   verdaderos rompecabezas temporales; el uso de técnicas de contrapunto; la   combinación o superposición de personas narrativas y puntos de vista: el narrador protagonista es más frecuente que el omnisciente. Muchas veces se emplean, también, varios narradores en un texto para mostrar el relato desde distintos puntos de vista. Se mezclan los estilos narrativos: combinación de las personas narrativas, estilo indirecto libre, monólogo interior, etc.
  • Insistencia en el derecho del autor a crear ficciones, por lo que con   frecuencia se plantea la propia creación literaria como tema.
  • Importancia de lo histórico-social. Por ello frecuente exploración de la   realidad próxima y compleja.
  • Alternancia entre la novela épica, el mito y obras   extremadamente intimistas.
  • Rechazo de la moral burguesa.
  • Tendencia a unir diferentes géneros literarios bajo la forma de la novela.
  • La incorporación de lo fantástico, de elementos inexplicables y absurdos se integran en el texto sin necesidad de una explicación racional. La razón no es la única manera de interpretar la realidad. Se plantea la inexistencia de una única verdad y se provoca incertidumbre en el lector.

Sus innovaciones han servido posteriormente de modelo de la novela contemporánea, recordemos, por ejemplo, obras como: El tambor de hojalata de Günter Grass o Hijos de la medianoche de Salman Rushdie.

 

5 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. camila

    quien escribio esto y en que año?

    1. jamal

      Volverás a Región no es una novela de Juan Marsé, destacado novelista de la Genereción del 50, sino de Juan Benet.

  2. jamal

    Volverás a Región no es una novela de Juan Marsé, destacado novelista de la Genereción del 50, sino de Juan Benet,

  3. jamal

    Volverás a Región no es una novela de Juan Marsé, destacado novelista de la Genereción del 50, sino de Juan Benet.

    1. Mario López Asenjo

      Gracias por ver el error y comunicármelo, ya está corregido. He leído la obra y la verdad no me gusta mucho, quizá por eso me confundí al poner el autor 🙂 Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *