«

»

Imprimir esta Entrada

La lírica medieval

La anterior poesía medieval (clerecía, juglaría, romances) era narrativa, es decir, cuenta historias como las novelas pero en verso. Junto a ella existió también en la Edad Media la poesía lírica también de difusión oral y creación popular.

1. Características:

  • La transmisión oral: De memoria iban pasando los poemas de generación en generación. Aunque también  existió una lírica culta basada en la oral, las conocidas como Cántigas de amigo.
  • Brevedad y Sencillez: El pueblo prefiere las composiciones breves que se pueden recordar fácilmente. La literatura popular es sencilla en el fondo y la forma.
  • Anonimato: La teoría más aceptada es que hay un creador inicial, un individuo especialmente dotado que interpreta y expresa el sentir del pueblo. Otros individuos a través del tiempo van rehaciendo la obra que se considera ya como popular.

 2. Tipos.

Existen en la península tres grandes núcleos líricos de carácter oral tradicional – además del núcleo catalán/provenzal -, con tres formas poéticas características:

a) En Mozárabe: Jarchas

b) En gallego–portugués: Cantigas de amigo, Cántigas de amor

c) En castellano: Villancicos.

a) Lírica Mozátabe: Las jarchas.

Las más antiguas conservadas son de principios del siglo XI, por tanto se han considerado tradicionalmente  las jarchas como las primeras composiciones conservadas en lengua romance española. Están escritas en mozárabe (el dialecto romance que hablaban los cristianos que vivían en zona musulmana) y son unas cancioncillas muy breves que funcionaban como estribillo de composiciones mayores escritas en árabe o hebreo.

Para entenderlo debemos tener en cuenta que estamos hablando de una comunidad bilingüe o incluso trilingüe que entendía el mozárabe castellano y el árabe y/o el hebreo por igual. Por eso no es raro que se mezclen los dos idiomas en estos textos.
El contenido de la mayoría de las jarchas son lamentaciones amorosas de  una muchacha por la ausencia de su amigo (amado).  

Ejemplo:

(origianl) Gar sodes devyna
e devynas bi-l-
ḥḁqq, garme   cánd me vernad
meu
abibi Iṣḥaq  >  
(texto modernizado) Pues   sois adivina
y adivinas en verdad
dime cuando me vendrá
mi amado Isaac’.
Vais meu corazón de mib
ya rabb, si se (?) mi tornerad tan mal meu doler li-l-habib
enfermo…cuándo sanarad.
Mi   corazón se me escapa:
ay, Dios, ¿no me volverá?
 Tan grande mi dolor por el amado.
Enfermo está ¿cuándo sanará?

Su importancia es muy grande por varias razones: por su belleza en el tono de queja y, principalmente, porque las Jarchas no solamente son las primeras manifestaciones literarias de nuestra península, sino también de todo el mundo románico. Cronológicamente pertenecen a los siglos X, XI y XII.

b)La lírica galaico – portuguesa: Cántigas

En el nordeste de la península, en la actual Galicia y norte de Portugal, se desarrolló una importantísima lírica recogida tempranamente en los Cancioneros . Esta lírica es, en su mayor parte, de influencia provenzal; en la región de Provenza (sureste de Francia) se desarrolló la mejor poesía culta medieval. Esta poesía, a través del Camino de Santiago, llegó a Galicia. Aunque hay estudiosos, como A. Deyermond,  que creen que no se debe hablar de influencia provenzal sino que toda esta lírica comparte una misma tradición de ahí la similitud de resultados. 

Las más importantes son las Cantigas de amigo, que, aunque cultivadas por poetas cultos, son de origen popular  ya que el pueblo las cantaba en sus fiestas y romerías. Son poemas amorosos recitados por una joven enamorada que, habitualmente, se dirige a la Naturaleza – al mar, a la fuente, a los pinos, a los ciervos… – quejándose de la ausencia o infidelidad de su “amigo” (= amado).

Las Cántigas de amor, de origen culto, reproducen temas y tópicos del amor cortés medieval. La voz lírica es másculina que ehca de menos a la amada.

c) La lírica tradicional castellana: Villancicos

Los primeros poemas en castellano. Se recitaban en fiestas y los más numerosas son los que aparecen en relación con el amor: lamentaciones de la amada por la separación del amigo, quejas amorosas por parte del enamorado…  Entre ellas se pueden distinguir por sus especiales características:

  • Las albas: canciones puestas en labios de una muchacha que, al amanecer  se lamenta de la separación de su amado al salir el sol.
  • Las alboradas: La amante se lamenta de la ausencia del amado a la salida del sol. Tanto albas como alboradas son muestras comunes de la lírica popular medieval en occidente.
  • Las mayas: exaltan el triunfo de la primavera y del amor en el mes de mayo.
  • Canciones de serrana: su asunto es el encuentro de un caballero, a veces perdido en la sierra, y una serrana a la que pregunta el camino y/o la requiere de amores (parece que tienen su origen en las Serranillas del Libro de Buen Amor).

3. Estilo
Lo que caracteriza a la lírica popular castellana en cuanto al estilo es la sencillez de recursos la falta de artificios, la expresión clara y espontánea. El vocabulario es muy sencillo y repetitivo y destaca la escasez de adjetivos y de metáforas, aunque sí hay imágenes visuales, a veces cargadas de simbolismo popular. Los recursos más abundantes son los de repetición: aliteraciones, anáforas, paralelismos y repeticiones expresivas de palabras o sintagmas . En fin, el énfasis, la intensidad, a veces el exaltado patentismo, unidos a la máxima sencillez de la expresión, caracterizan a gran parte de esta poesía.

 

1 comentario

  1. zssa

    tu madre cv tu putisima madre chupame el banano perro cv

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *