«

»

Imprimir esta Entrada

Los determinantes

Empezaremos por realizar algunas precisiones terminológicas sobre el término determinantes. En efecto, suele ser usado tanto para designar una clase morfológica como para nombrar la función sintáctica que desempeñan los elementos de esta clase.

Para salvar esta dificultad, algunos gramáticos siguen prefiriendo la división tradicional entre adjetivos determinativos y adjetivos calificativos: los primeros son determinantes y los segundos la adyacentes o complementos.

Leonardo Gómez Borrego habla de determinativos y opta por distinguir entre la clase morfológica de los determinativos y la función sintáctica de los actualizadores. Para él, la función actualizadora la desempeñan los determinativos, siempre que aparezcan delante del núcleo. Cuando el determinativo va pospuesto al sustantivo, desempeña la función de modificador del sustantivo, la propia del adjetivo dentro del sintagma nominal. Así, por ejemplo, en “la casa nuestra” analiza nuestra como modificador y no como actualizador.

Aquí vamos a manejar constantemente estos dos conceptos para describir la función de los determinantes, la de:

  • Actualizador (función propia del determinante)
  • Modificador (función de complemento)

Dentro de los determinantes tenemos las siguientes clases:

  • Artículos (determinados e indeterminados)
  • Demostrativos
  • Posesivos
  • Numerales: cardinales, ordinales, partitivos y multiplicativos.
  • Distributivos,
  • Indefinidos.
  • El interrogativo y exclamativo (qué) y el relativo (cuyo).

1. Determinantes demostrativos:

Como el artículo, constituyen un sistema de tres elementos referidos al género, pero solo las formas masculinas y femeninas son determinativos; las formas neutras (esto, eso, aquello) son siempre pronombres

  • Muestran o señalan a los seres en el espacio (Mira a ese chico), en el tiempo (Me acuerdo mucho de aquel tiempo) o en el contexto (Repite esa idea que has dicho antes).
  • Los demostrativos este, ese y aquel (y sus variantes) se relacionan con las personas del acto comunicativo, de tal manera que:

–          Este, señala algo cercano al hablante

–          Ese, señala algo cercano al oyente

–          Aquel, algo alejado del hablante y el oyente.

SINGULAR

PLURAL

 

Masculino

Femenino

Masculino

Femenino

 

Este

esta

estos

estas

Cercanía

Ese

esa

esos

esas

Distancia media

Aquel

aquella

aquellos

aquellas

Lejanía

 

  • Los demostrativos dentro del sintagma nominal pueden desempeñar dos funciones:

–          Delante del sustantivo son actualizadores, como el articulo. Este coche es mío

–          Detrás del sustantivo son modificadores o adyacentes, como el adjetivo: La chica esa me gusta mucho.

  • Tal y tales, son también demostrativos cuando preceden al sustantivo. Tienen valor deíctico y, por tanto, pueden ser sustituidos por ese, esa, etc. Ejemplo: EL tal chico no ha venido

2. Los determinantes posesivos

  • Semánticamente, los posesivos indican posesión real o figurada en relación con las tres personas gramaticales.
  • Presentan formas  apocopadas (mi/s, tu/s, su/s) y plenas (mío/a/os/as; tuyo/a/os/as; suyo/a/os/as; nuestro/a/os/as; vuestro/a/os/as)
  • Los posesivos apocopados son siempre actualizadores del sustantivo o determinantes. Ejemplos: Mi coche; tu libro; su reloj…
  • Los posesivos plenos son o bien pronombres (El mío es mejor) o modificadores del sustantivo y van después del sustantivo: El libro mío; las gafas suyas….
  • Las formas nuestro, vuestro y sus variantes de género y número pueden funcionar como actualizadores o como modificadores. Nuestra casa; la casa nuestra.
  • Las formas tónicas o plenas pueden funcionar como atributo en un predicado: La casa es mía. En esos casos, el posesivo puede aparecer con artículo: Esta casa es la nuestra.
  • Las formas plenas cuando aparecen sin el sustantivo tienen valor de pronombre. También pueden ser pronombre las formas átonas: mí, tú. Pero en ese caso llevan tilde: Habla bien de mí. Tú no lo sabes.

 

1ª persona2ª persona3ª persona1ª persona2ª persona3ª persona 
mi, mío/aTu, tuyo/asu, suyo/anuestro/avuestro/aSu, suyo/aSingular
mis, míos/asTus, tuyos/assus, suyos/asnuestros/asvuestros/asSus,  suyos/asPlural

 

3. Los Numerales

Los determinantes numerales pueden ser de varias clases. Vamos a ver a aquí todas, las clases pero hay que tener en cuenta que los numerales ordinales nunca son determinantes.

 

Lista (extraída de la RAE)

 

CardinalesOrdinalesFraccionarios o PartitivosMultiplicativos
Cero   
Unoprimero  
Dossegundomitaddoble, duplo,
Tresterceroterciotriple, triplo,
CuatrocuartocuartoCuádruple,cuádruplo
Cincoquintoquintoquíntuplo
Seissexto, seisenosexto, seisavoséxtuplo
Sietesé(p)timo, se(p)tenosé(p)timo, se(p)tenoséptuplo
Ochooctavooctavoóctuple, óctuplo
Nueveno(ve)no noveno,
Diez, etc.décimo, deceno, etc.Décimo, etc.Décuplo, etc.

 

3.1. Cardinales: Indican una cantidad exacta con respecto de los seres designados por los sustantivos. Son los números conocidos como uno, dos, tres…         

  • Delante del sustantivo funcionan como actualizadores: Un chico; dos elefantes…
  • Cuando aparecen sin el sustantivo tienen valor de pronombre: Quiero tres.
  • Si aparecen detrás del sustantivo desempeñan función de modificador: El capítulo dos…

3.2. Ordinales:

  • Indican orden o sucesión: primero, segundo, tercero…
  • Son siempre modificadores o complementos del sustantivo al que acompañan, nunca actualizadores o determinantes.
  • Pueden ir delante o detrás del nombre: El primer capítulo; el capítulo primero
  • Se pueden sustantivar: El primero fue el que más me gustó.              

3.3. Partitivos y multiplicativos:

  • Los partitivos son una subclase de los ordinales y se forman con la terminación -avo, -ava.
  • No deben confundirse con los ordinales. El piso decimo segundo, pero no El doceavo piso.
  • Los multiplicativos doble, triple, cuádruple, etc. no son determinantes. Siempre funcionan como  Son modificadores del sustantivo (como los adjetivos) y pueden sustantivarse.                      

4. Los determinantes ambos, ambas,

Equivale a los dos y las dos,  y necesita que sus referentes hayan sido mencionados antes en el contexto:  Vinieron mi padre y mi madre, y ambos estaban muy felices.

Pueden ser actualizadores del nombre (cuando lo acompañan) o pronombres si aparecen solos (en el ejemplo anterior: ambos estaban muy felices)

5. Los Indefinidos

  • Aluden a la cantidad de manera imprecisa.
  • Son indefinidos: mucho, poco, varios, bastante, demasiado, tanto, cuanto, más, menos, cierto y  todo  (y sus variantes de género o número si corresponde tenerlas).
  • Mucho, poco, varios, bastante, demasiado, tanto, cuanto  son determinantes o actualizadores del sustantivo y normalmente lo preceden (solo bastante y varios pueden ir detrás)
  • También pueden funcionar como pronombres cuando aparecen solos y se pueden sustantivar
  • No se dejan acompañar por otro determinativos, excepto el artículo, los posesivos o los demostrativos.
  • Más y menos no varían, son actualizadores del sustantivo y lo preceden.

–          Solo cuando aparece otro determinativo van pospuestos (Un chico más).

–          No deben confundirse con los adverbios (Quiero más -más dinero, por ejemplo-; He corrido más -se refiere a más rápido-)

  • Cierto/a/as/os es siempre un actualizador del nombre, no se puede sustantivar y nunca actúa como pronombre: Cierto día vino a mi casa.
  • Todo/a/os/as Tiene valor generalizador cuando precede al sustantivo en singular y sin otros determinantes (Todo hombre es humano) y valor totalizador en el resto de casos (Toda la vida está quejándose)
  • Puede ser un actualizador (si precede al nombre: Todo deportista quiere mejorar); o modificador si va pospuesto (Las chicas todas me miran raro); o un pronombre si va sin acompañar al sustantivo (Todos son inteligentes); por último, también puede sustantivarse (El todo por el todo)

6. Los distributivos: cada y sendos/as

Cada

  • Va siempre en singular, es invariable y es determinante cuando precede al sustantivo
  • Se puede combinar con los numerales excepto con uno/a/os/as

Sendos/as

  • Significa: uno para cada uno, y es siempre un actualizador o determinante del nombre.
  • Siempre va en plural y no puede ni sustantivarse, ni actuar como pronombre
  • No debe confundirse con ambos/as: *Ronaldo metió sendos goles de su equipo (mal: …metió ambos goles)

 

7. El relativo cuyo, -a, -os, -as, son formas átonas que sintácticamente actúan siempre como actualizadoras del sustantivo al que siempre preceden y con el cual concuerdan en forma y número.

8. Interrogativos y exclamativos

Consideraremos como determinativos tan solo las formas: quécuánto, -a, -os, -as.

 Qué es determinativo solo cuando acompaña como actualizador a un sustantivo: ¿De qué película estás hablando?, ¡Qué día tan bonito! Sin sustantivo, actúa como pronombre: ¿Qué te ha dicho?

  • Lo mismo sucede con cuánto y sus variantes de género y número.

 

Bibliografía

  • Gomez Torrego, Leonardo. Gramática didáctica del español, Madrid: SM, 2010.
  • RAE. Manual de la nueva gramática de la lengua española, Madrid: Espasa-Calpe, 2012.

1 comentario

  1. Alberto Cardoso

    Buenas tardes:

    Escribo para señalar un error/confusión con el autor que se menciona en el comienzo del tercer párrafo. No se trata de Leonardo Gómez Borrego, sino de Leonardo Gómez Torrego, escritor por antonomasia de la RAE que se encarga de la mayoría de gramáticas y nuevas ortografías.

    A pesar de esta incorrección, es un artículo muy útil. Lo recomiendo.

    Alberto Cardoso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *