«

»

Imprimir esta Entrada

Oraciones sin sujeto o impersonales

En ocasiones la oración no tiene sujeto léxico (ni implícito, ni explícito). Como hemos dicho repetidamente, para que exista oración debe haber verbo y las principales funciones oracionales son las de sujeto y predicado, pero la presencia del sujeto en ocasiones no es imprescindible, es más, hay determinados verbos que, sencillamente, no pueden tener sujeto. Todas estas oraciones (menos las del grupo c) tienen en común que el verbo, para marcar impersonalidad debe estar en 3ª persona del singular.  Veámoslo:

 a) Oraciones con verbos meteorológicos

Son verbos como llover, tronar, nevar, anochecer, amanecer, relampaguear, chispear, granizar, etc. Las oraciones formadas con estos verbos no llevan sujeto. Ejemplos:

  • Ayer, llovió todo el día sin parar
  • Siempre amanece por el Este

Solo llevan sujeto cuando se emplean de manera metafórica, por ejemplo:

  • Llovieron las felicitaciones sobre los creadores de la película
  • El directos tronó al empleado como un poseso

b) Los verbos HABER y HACER

Estos verbos en 3ª persona del singular normalmente forman oraciones impersonales. Da igual si en el tiempo verbal que se formen. Ejemplo:

  • Hace mucho frío este invierno
  • Hubo mucha gente en la exposición
  • Está habiendo muchas desgracias con las armas de fuego
  • Hay muchos niños en la calle

En oraciones como Hubo mucha gente en la exposición, parece que mucha gente es el sujeto porque coincide en número y persona con el verbo. Pero la forma de saber que se trata de impersonales es que si cambiamos el complemento de número el verbo se mantiene invariable.

 c) Oraciones con el verbo en 3ª persona del plural

Estas oraciones son impersonales cuando desconocemos o no podemos identificar el autor de la acción y nos referimos a él en plural, cuando en realidad se trata de un solo agente. Ejemplo:

  • Llaman a la puerta

Es solo una persona quien llama pero como no la puedo identificar lo pongo en impersonal (si llamara más de una persona la oración sería personal, dependerá del contexto, claro). Otras oraciones de este tipo:

  • Me han pisado
  • ¿Cuándo te dicen los resultados?

 d) La construcción hay que + infinitivo (y sus variantes, había/hubo/habrá… que + inf.)

Si, en estas construcciones,  el verbo haber está en 3ª persona del singular, se trata de oraciones impersonales. Ejemplos:

  • Hay que trabajar duro para llegar lejos
  • Habrá que hacer todo lo necesario

 e) Oraciones con los verbos: bastar, sobrar, hacerse, y ser.

Con estos verbos la oración es impersonal cuando lo que sigue al verbo es un complemento con preposición, un adjetivo o un adverbio. Ejemplos:

  • Sobra con lo que me has dado
  • Se me hace tarde
  • Es de día
  • Basta de tonterías

Por último, hay oraciones que parecen impersonales, pero no lo son, nos referimos a las que tienen como sujeto uno, una, unos, unas. Tienen carácter de generalidad y semánticamente son impersonales, pero tienen sujeto léxico que concuerda con el verbo. Ejemplos:

  • Uno se acostumbra pronto a la buena vida
  • Unos se dedicaron a destrozar la armonía

En el siguiente capítulo veremos las impersonales con SE

1 comentario

  1. mirian marin cochero

    Pues me son súper las respuesta muy bien

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *