«

»

Imprimir esta Entrada

El verbo (II) Clases de verbos

Se suelen emplear tres criterios, principalmente, para clasificar los verbos:

  • Según sus características morfológicas
  • Desde un punto de vista sintáctico
  • Por su modo de significar

4.1. Según la morfología

  • Verbos regulares

Son los verbos que mantienen igual el lexema o raíz en todas sus formas y respetan  las mismas desinencias que los verbos modelo de la conjugación a la que pertenecen. Los verbos regulares siguen el modelo de estos 3 verbos:

 

1ª conjugación: AMAR

2ª Conjugación: BEBER

3ª Conjugación: PARTIR

 

  • Verbos irregulares

No mantienen el mismo lexema de su infinitivo y no siguen las mismas desinencias de los verbos modelo o ambas cosas a la vez. Para saber si un verbo es irregular hay que fijarse en la conjugación del presente de indicativo, del pretérito indefinido o del futuro imperfecto. Ejemplos:

 

Irregularidad en la raíz

Presente de indicativo: Quier-o |  Hag-o

Pretérito indefinido: Hic-e | vin-e

 

Irregularidades en las desinencias

Pretérito indefinido: Est-uve  

Futuro imperfecto: Ven-dré

 

  • Verbos defectivos

Son verbos que carecen en su conjugación de algunas formas verbales.

 

Algunos verbos son defectivos porque exigen un sujeto de cosa y, por lo tanto, sólo tienen formas de tercera persona. Por ejemplo, no podemos decir “ocurrí” ni “ocurriste” sólo podemos decir ocurrió. Por lo tanto el verbo ocurrir es un verbo defectivo. Otros verbos de este tipo son: suceder, acontecer o acaecer.

Otros verbos son defectivos porque normalmente se utilizan sin sujeto. Por ejemplo, los verbos llover, nevar, anochecer sólo tiene formas de tercera persona del singular. Esto no quiere decir que en determinadas ocasiones no puedan usarse con sujeto en forma personal:

Aquel día amanecimos en el campo.

 Otros verbos defectivos son, por ejemplo,  SOLER (que no tiene ni formas del futuro ni del condicional) o CONCERNIR

Caso aparte es el del verbo ABOLIR, tradicionalmente defectivo: solo se conjugaban las formas con -i- en las desinencias: abolió, abolíamos, etc. Pero hoy en día se puede emplear como regular: abolo, aboles… 

(NOTA: para completar información y ver el listado de los verbos defectivos puedes visitar este enlace)

4.2. Desde un punto de vista sintáctico

Se clasifican en:

 

AUXILIARES
 PREDICATIVOSTRANSITIVOS
INTRANSITIVOS 
PRONOMINALESRecícropos
Refexivos
COPULATIVOS

 

1)      Verbos auxiliares

Algunos verbos se unen a las formas no personales (infinitivo, gerundio y participio) de otros verbos para formar el núcleo del predicado. Estos verbos que ayudan a formar otros y añaden cierto significado se llaman verbos auxiliares.

  • El verbo auxiliar más importante es haber que se une al participio de los verbos para formar los tiempos compuestos:

Ana ha llegado pronto.

  • El verbo ser se une al participio de muchos verbos para formar la voz pasiva en la que es el sujeto el que recibe la acción del verbo en lugar de realizarla:

La ciudad fue destruida por un terremoto.

  • Otros verbos como echar, estar, venir…, funcionan, a veces, como auxiliares y forman la perífrasis verbales:

Pedro echó a correr

Luisa está preparando una sorpresa

Vengo gastando mil pesetas diarias.

 

2)      Verbos Predicativos

2.1. Los verbos transitivos  se construyen con complemento directo. Sin este complemento el significado del verbo estaría incompleto. Ejemplos: dar, pedir, vender, comprar, hacer, preguntar, ofrecer, tirar, sacar, etc.

2.2 Los verbos intransitivos tienen significado pleno y no necesitan llevar CD. Ejemplos: correr, besar, venir, llorar, vivir, llegar, ocurrir, saltar, andar, etc.

 

3)      Verbos pronominales

 

  • Se construyen con un pronombre que va unido al verbo que no desempeña ninguna función sintáctica.
  • Algunos de estos verbos tienen una doble variante con pronombre o sin él, aunque no significan exactamente lo mismo.  Ejemplos:

–          Siempre pronominales: arrepentirse, quejarse, acordarse,

–          Con o sin pronombre: reír/reírse, dormir/dormirse, marchar/marcharse …

4)      Verbos copulativos

 

Son los que unen el sujeto con su atributo; en este caso el verbo no posee significado léxico: el verbo es el núcleo del predicado pero el significado lo aporta el atributo (normalmente un adjetivo, pero también un sintagma nominal). Son copulativos los verbos ser, estar y parecer 

Juan es alto

La casa está vacía     ¡ojo! Cuando ser y estar tienen significado léxico (de lugar o tiempo) no funcionan como copulativos: Juan está en casa o la reunión es el sábado

4.3. Por su modo de significar 

Se clasifican en perfectivos o imperfectivos:

  • Los verbos perfectivos indican el final o la conclusión de lo que significan:

LLegar, entrar, salir, nacer, etc.

  • Los verbos imperfectivos indican el proceso o la duración de lo que significan:

bailar, amar, caminar, correr, saltar, etc.

 Enlaces:

5 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. patricio quito

    gracias ya encontre lo q nacesitaba

    1. Mario López Asenjo

      Me alegro, un saludo, gracias por visitarnos!!

  2. karol rincon

    Eastad pagina me ayudo a y acerca una exposición y salio eselemte gracias

    1. Mario López Asenjo

      Me alegro mucho!!, para eso estamos, gracias por comentar!

  3. Camilo Arenas

    El contenido me ayudo mucisimo. Muchas gracias, muy buena pagina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *