Comentario de La vida es sueño

Gracias por compartir

Posiblemente la mejor obra del autor, una de las más representativas del teatro español de todos los tiempos  y, desde luego, la más recordada por los monólogos de Segismundo.

 1. ARGUMENTO

Acto I

      La acción se sitúa en Polonia. La obra comienza con la violenta entrada en escena de Rosaura que se acaba de caer del caballo (en escena el caballo no aparece, claro, solo ella quejándose del animal). Está disfrazada de hombre y va acompañada por su criado Clarín. Rosaura quiere probar su origen noble tras haber sido abandonada por Astolfo, su prometido, que aunque la amaba tuvo que dejarla por no ser de su misma clase social. Ella se había criado sola con su madre quien le había asegurado que su padre era un noble polaco que tuvo que abandonarlas contra su voluntad antes del nacimiento de Rosaura. 

El lugar donde Rosara se ha caído del caballo está junto a una torre desde la que se escucha a alguien quejarse por su vida miserable (quien se queja es Segismundo, el protagonista de la obra). Llevados por la  curiosidad, los viajeros entran en la torre y la reacción de Segismundo al descubrirlos es la de  intentar matarlos, pero llega en ese instante Clotaldo, tutor y vigilante  de Segismundo. Manda capturar a los intrusos y, como dicta la ley, ajusticiarlos. Pero la acción da un giro inesperado cuando Rosaura le entrega la espada en señal de rendición. En ese momento Clotaldo descubre que esa es la espada que él hacía muchos años había dado a la madre de su futuro hijo con la esperanza de  que cuando el niño (o niña en este caso) creciera y quisiera encontrarlo, llevara la espada para  poder ser reconocido por su padre .

 (Antología La vida es sueño, Pedro Calderón de la Barca; monólogo inicial de Segismundo en el acto I). 

 JORNADA I

 SEGISMUNDO

¡Ay mísero de mí! ¡Y ay infelice!

Apurar, cielos, pretendo

ya que me tratáis así,

qué delito cometí

contra vosotros naciendo;

aunque si nací, ya entiendo

qué delito he cometido.

Bastante causa ha tenido

vuestra justicia y rigor;

pues el delito mayor

del hombre es haber nacido.

Sólo quisiera saber,

para apurar mis desvelos

(dejando a una parte, cielos,

el delito de nacer),

qué más os pude ofender,

para castigarme más.

¿No nacieron los demás?

Pues si los demás nacieron,

¿qué privilegios tuvieron

que yo no gocé jamás?

>>> 

 

Nace el ave, y con las galas

que le dan belleza suma,

apenas es flor de pluma,

o ramillete con alas

cuando las etéreas salas

corta con velocidad,

negándose a la piedad

del nido que deja en calma:

¿y teniendo yo más alma,

tengo menos libertad?

Nace el bruto, y con la piel

que dibujan manchas bellas,

apenas signo es de estrellas,

gracias al docto pincel,

cuando, atrevido y crüel,

la humana necesidad

le enseña a tener crueldad,

monstruo de su laberinto:

¿y yo con mejor distinto

tengo menos libertad?

 

 En un brusco cambio de escenario, la acción se traslada a la corte y asistimos entonces al discurso del rey ante su séquito y sus sobrinos Astolfo y Estrella. El rey ha decidido contar la verdad sobre Segismundo. Confiesa que Segismundo es su hijo y que lo mandó encerrar desde su nacimiento porque conforme a  la predicción de un horóscopo se anunciaba que acabaría rebelándose contra él y destronándolo.

Sin embargo, las dudas lo corroen y no está seguro de si obró bien o mal. Por ello el rey explica que ha decidido narcotizar a su hijo Segismundo y hacerle traer a palacio para poner a prueba su comportamiento.

Tras el discurso anterior, Rosaura y Clarín son llevados ante el rey. Anteriormente,  Rosaura había confesado a Clotaldo sus propósitos: busca justicia y recuperar su honor frente al hombre que la deshonró (ella ya no tiene disfraz de hombre). Clotaldo, por su parte,  espera clemencia de su majestad para su hija, pero no será necesario porque ya la corte sabe el secreto de Segismundo y no hay necesidad de matar a los intrusos (Rosaura y Clarín). Por último, Clotaldo, mediante sus influencias, hace que Rosaura entre en la corte como dama de compañía de Estrella.

 

Acto II

Como se planeó en el acto anterior, Clotaldo droga a Segismundo y hace que éste duerma para que se despierte en el palacio real. Entre Clotaldo y el rey han planeado la manera de comprobar si Segismundo está preparado para ser rey o si por el contrario se comporta como dijeron los astros y es un tirano cruel. El plan consiste en despertar a Segismundo en palacio vestido como príncipe y hacerle creer que todo lo que vive es un sueño. Si sale bien, le dirán la verdad y si no, lo devolverán a la torre. Así pues, una vez en el palacio y sabiéndose príncipe,  Segismundo adopta un comportamiento tiránico, avasallando a todos y arrojando, incluso,  a un criado por la ventana.

 

BASILIO

¡Bien me agradeces el verte,

de un humilde y pobre preso,

príncipe ya!

 

SEGISMUNDO

Pues en eso

¿qué tengo que agradecerte?

Tirano de mi albedrío,

si viejo y caduco estás

muriéndote, ¿qué me das?

¿Dasme más de lo que es mío?

Mi padre eres y mi rey;

luego toda esta grandeza

me da la naturaleza

por derechos de su ley.

Luego, aunq[ue] esté en este estado,

Obligado no te quedo,

y pedirte cuentas puedo

del tiempo que me has quitado

libertad, vida y honor;

y así, agradéceme a mí

que yo no cobre de ti,

pues eres tú mi deudo.

 

BASILIO

Bárbaro eres y atrevido;

cumplió su palabra el cielo;

y así, para él mismo apelo,

soberbio, desvanecido.

>>> 

 

Y aunque sepas ya quién eres,

y desengañado estés,

y aunque en un lugar te ves

donde a todos te prefieres,

mira bien lo que te advierto:

que seas humilde y blando,

porque quizá estás soñando,

aunque ves que estás despierto.

(Vase.)

 

SEGISMUNDO

¿Que quizá soñando estoy,

aunque despierto me veo?

No sueño, pues toco y creo

lo que he sido y lo que soy.

Y aunque agora te arrepientas,

poco remedio tendrás;

sé quién soy, y no podrás,

aunque suspires y sientas,

quitarme el haber nacido

desta corona heredero;

y si me viste primero

a las prisiones rendido,

fue porque ignoré quién era.

Pero ya informado estoy

de quién soy; y sé que soy

un compuesto de hombre y fiera.

 

Al finalizar el acto, Basilio y Clotaldo deciden dar fin al experimento encerrando a Segismundo de nuevo bajo los efectos de un narcótico. Cuando Segismundo se despierta está de nuevo en la torre, se lamenta de su mala condición y del engañoso mundo (es uno de los monólogos mas famosos del teatro español de todos los tiempos).

 

SEGISMUNDO

 

Es verdad; pues reprimamos

esta fiera condición,

esta furia, esta ambición

por si alguna vez soñamos.

Y sí haremos, pues estamos

en mundo tan singular,

que el vivir sólo es soñar;

y la experiencia me enseña

que el hombre que vive sueña

lo que es hasta despertar.

Sueña el rey que es rey, y vive

con este engaño mandando,

disponiendo y gobernando;

y este aplauso que recibe

prestado, en el viento escribe,

y en cenizas le convierte

la muerte (¡desdicha fuerte!);

¡que hay quien intente reinar,

viendo que ha de despertar

en el sueño de la muerte!

>>> 

Sueña el rico en su riqueza

que más cuidados le ofrece;

sueña el pobre que padece

su miseria y su pobreza;

sueña el que a medrar empieza,

sueña el que afana y pretenda,

sueña el que agravia y ofenda;

y en el mundo, en conclusión,

todos sueñan lo que son,

aunque ninguno lo entiende.

Yo sueño que estoy aquí

destas prisiones cargado,

y soñé que en otro estado

más lisonjero me vi.

¿Qué es la vida? Un frenesí.

¿Qué es la vida? Una ilusión,

una sombra, una ficción,

y el mayor bien es pequeño;

que toda la vida es sueño,

y los sueños, sueños son.

FIN DEL SEGUNDO ACTO

 

Acto III

El ejército, sin embargo, en nombre del pueblo, se niega a aceptar a un heredero extraño (Astolfo). Se rebela contra el rey y accede a la torre para liberar al príncipe Segismundo (en la revuelta muere Clarín que estaba también encerrado). Una vez liberado, Segismundo se pone al mando del ejército y es  proclamado rey, pero aprende la lección y en esta ocasión se muestra prudente: se reconcilia con su padre y le devuelve el poder.

 Segismundo manda  encerrar en la torre al soldado rebelde que proclamó la revuelta contra el monarca, perdona a Basilio y a Clotaldo, casa a Rosaura con Astolfo y él mismo contrae matrimonio con Estrella. Por tanto se restituye el orden y se cierra con final feliz la comedia.

 

Basilio: Hijo, que tan noble acción
otra vez en mis entrañas
te engendra, príncipe eres.
A ti el laurel y la palma
se te deben; tú venciste;
corónente tus hazañas.

Todos: ¡Viva Segismundo, viva!

Segismundo: Pues que ya vencer aguarda
mi valor grandes victorias,
hoy ha de ser la más alta
vencerme a mí. —Astolfo dé
la mano luego a Rosaura,
pues sabe que de su honor
es deuda, y yo he de cobrarla.

Astolfo: Aunque es verdad que la debo
obligaciones, repara
que ella no sabe quién es;
y es bajeza y es infamia
casarme yo con mujer…

Clotaldo: No prosigas, tente, aguarda;
porque Rosaura es tan noble
como tú, Astolfo, y mi espada
lo defenderá en el campo;
que es mi hija, y esto basta.

Astolfo: ¿Qué dices?

Clotaldo: .Que yo hasta verla
casada, noble y honrada,
no la quise descubrir.
La historia de esto es muy larga;
pero, en fin, es hija mía.

>>> 

Astolfo: Pues, siendo así, mi palabra
cumpliré.

Segismundo:  Pues, porque Estrella
no quede desconsolada,
viendo que príncipe pierde
de tanto valor y fama,
de mi propia mano yo
con esposo he de casarla
que en méritos y fortuna
si no le excede, le iguala.
Dame la mano.

(…)

Basilio: Tu ingenio a todos admira.  

Astolfo: ¡Qué condición tan mudada!  

Rosaura: ¡Qué discreto y qué prudente!  

Segismundo: ¿Qué os admira?¿Qué os espanta,
si fue mi maestro un sueño,
y estoy temiendo, en mis ansias,
que he de despertar y hallarme
otra vez en mi cerrada
prisión? Y cuando no sea,
el soñarlo sólo basta;
pues así llegué a saber
que toda la dicha humana,
en fin, pasa como sueño,
y quiero hoy aprovecharla
el tiempo que me durare,
pidiendo de nuestras faltas
perdón, pues de pechos nobles
es tan propio el perdonarlas.  

 

FIN DE LA COMEDIA

 

 2. Personajes

Aparte de los autores de “relleno” o de reparto que diríamos hoy como los soldados, músicos, criados, damas y otros; los personajes principales son los siguientes:

SEGISMUNDO, príncipe de Polonia. Vive encerrado en una torre por orden de su padre que trata así de evitar que se cumpla la predicción del horóscopo.

Dentro de los papeles estereotipados del teatro barroco,  representaría el papel de caballero pues es quien al final restituye el honor de la dama favoreciendo su boda con Astolfo. Pero es un personaje único que se sale de los estereotipos y que se ha convertido en el  personaje más singular  y legendario del teatro español de todos los tiempos (singularidad  que, quizá, comparte con el personaje de Don Juan Tenorio).

BASILIO, rey de Polonia. Rey sabio (los conocimientos de astrología estaban reservados a los “sabios”; recordemos que, por ejemplo, Alfonso X tuvo el título de Sabio por sus libros de astrología), pero que se equivoca en su manera de interpretar lo que decían los astros. Su decisión de encerrar a Segismundo desencadena el comportamiento cruel de este. O sea, es Basilio quien con su modo de actuar quien hace que se cumpla el destino, sin embargo, como el resto de personajes, es capaz de reconocer su error y enmendarlo. Representa el papel de  Rey sabio y justo (aunque al principio fuera injusto, remedia su error).

ROSAURA, dama. Trata de recuperar su honor y lo consigue. Como muchas otras heroínas del teatro barroco tiene un comportamiento, en ocasiones, varonil y está dotada de carácter y determinación. Este comportamiento era  impropio para una mujer de su tiempo, pero al mismo tiempo bastante habitual en las damas representadas en el teatro.

ASTOLFO, duque de Moscovia. Sería el galán dentro del esquema de personajes. Aunque como el resto  se sale un poco de las limitaciones de su papel y es más complejo. Ha deshonrado a Rosaura al abandonarla, pero no quería hacerlo. Al final triunfará el amor y se restituirá el orden.

CLOTALDO, viejo. Padre de Rosaura. Tiene también parte del papel de “caballero” y ayuda a su hija a recuperar el honor perdido.

ESTRELLA, infanta. La prometida de Astolfo, su carácter está mucho menos definido que el de Rosaura.

CLARÍN, gracioso. Es el criado de Rosaura y representa el papel del  típico criado gracioso. Sin embargo es ambicioso y desleal y pagará sus equivocaciones con la muerte.

 

3. Fuentes

Son muchas y muy variadas las que emplea Calderón para dar forma a su drama. Resumiendo:

  • Cuentos de origen oriental que hablan de la vida como sueño y del hijo de un rey convertido en ermitaño. Esta, en concreto, parte de la leyenda de Buda, hijo de un rey al que habían predicho los oráculos que su hijo sería un gobernante poderoso o un ermitaño. El rey encierra a Buda para evitar que se convierta en ermitaño, pero logra escaparse y ver las miserias del mundo, en consecuencia, opta por la vida retirada. En la tradición cristiana se introduce la leyenda en el libro de Barlaam y Josafat, con posteriores versiones en el Sendebar y el Libro de los estados, de Don Juan Manuel.
  • El mito de la caverna de Platón
  • La idea barroca de la vida como sueño y como tragedia. Nada tiene sentido frente a la muerte y todo está envuelto en una visión atormentada y fatalista.

 

4. Métrica y estructura

 

4.1. Estructura

La estructura externa de la obra sigue las directrices de la nueva comedia en la división en tres actos, llamados Jornadas.

 

En cuanto a la estructura interna, el contenido gira en torno a dos historias paralelas:

  • La historia de Segismundo: su prisión, la prueba a que es sometido, su nuevo encierro, su liberación y la conversión final.
  • La historia de Rosaura: su llegada a Polonia para reparar su honor, las zozobras de Clotaldo al descubrir que es su hija, la vida de ésta en la corte y la reparación del honor.

Ambas acabarán mezclándose y convergiendo en el final.

 

4.2. Métrica

El autor sigue la tradición de los tipos estróficos consagrados por Lope para el teatro Barroco. Predomina el empleo de silvas, romances, décimas y redondillas. Además cada uno empleado para una temática diferente. Las décimas normalmente para los asuntos graves, de esta manera para los famosos monólogos de Segismundo emplea las décimas. Los romances para los pasajes narrativos, las redondillas para hablar de amor y las silva un poco para todo.

A continuación adjunto una presentación de la variedad estrófica de la obra realizada por José María Izquierdo de la Universidad de Oslo

 métrica La vida es sueño

5. Temas

El profesor Francisco Ruiz Ramón ha señalado tres grandes temas en la obra:

 

  • El destino y la libertad
  • la vida como sueño
  • El autodominio

 

En esta obra se entrecruzan temas que suponen las mayores preocupaciones de la época.

Son muchos los temas pero el principal es la lucha entre el destino y la libertad del hombre para elegir. Al final triunfa la libertad sobre el destino fatal.

En torno a este tema principal giran el resto que son principalmente:

  • La falsedad de la vida o la vida como sueño (centrado en la figura de Segismundo )
  • El abuso del poder, en la relación entre Basilio y Segismundo.
  • La honra que se representa en la historia de Rosaura

El tema fundamental de la obra es la libertad del hombre para poder escoger su destino, tema que se pone de manifiesto en los grandes monólogos de Segismundo.

1) El tema principal, como decimos, es el libre albedrío o la libertad del hombre. Este tema enfrentaba a jesuitas y dominicos. Los primeros defendían que el ser humano es capaz de elegir el camino del bien con la gracia de Dios; para los segundos todo esta predestinado por la justicia divina. Calderón de formación jesuita enfrenta a su héroe frente a su destino y hace que sepa elegir entre el bien y el mal, abrazando el bien.  desarrollo de la obra, sin embargo, probará que el hombre es libre y capaz de vencer sus más poderosas inclinaciones, e ir por el camino del bien.

2)   La comparación de la vida con un sueño en una idea barroca de la ilusión de las cosas y la brevedad de la vida. Sin embargo, Calderón no trata de debatir sobre el problema sino que lo resuelve desde la moral cristiana: “sea verdad o sueño/ obrar bien es lo que importa” o cuando dice: “aun en sueños / no se pierde el hacer bien”.

3) También está el tema del poder legítimo frente a la tiranía. Segismundo acusa a su padre de tirano por haberlo encerrado en una torre quitándole sus legítimos derechos como heredero. De esta manera, cuando Segismundo sea liberado en la jornada III tiene la ocasión de convertirse en un tirano y usurpar el poder a su padre, pero es consecuente y decide mostrar respeto con lo que su padre se da cuenta de su error y él es un ejemplo de buen príncipe.

4) El tema del honor se representa en la historia de Rosaura que recorre el país en busca de Astolfo para recobrar su honor. Este se restituye sin violencia o venganza (como era lo habitual), sino con sentido común. Segismundo rechaza casarse con Rosaura porque es más importante respetar el código del honor y que esta se case con Astolfo. Calderón introduce una novedad en el tema al ser la mujer la que debe ella misma restaurar su honor.

 

6. Conclusión (breve análisis de la obra)

La obra conviene recordar es una comedia. Así la tituló el autor y el título le viene dado porque el final es feliz: Basilio se da cuenta de su erros, se restablece el orden, Segismundo devuelve el poder a su padre, se muestra respetuoso y es un ejemplo de buen príncipe. Además, restituye el honor de Rosaura al favorecer su boda con Astolfo y él elige a Estrella. Por tanto, la obra termina en boda (comedia) y no en muerte (tragedia). Sin embargo, hasta el momento final, todo el desarrollo de la obra es de carácter trágico o al menos dramático. Se debaten problemas éticos, morales y existenciales (la lucha entre el destino y el libre albedrío). Podemos concluir en que es una obra prototípica del teatro barroco con tragedia y comedia mezcladas.

 

¿Cuál es el tema principal? ¿El que mueve la acción de la obra? Pues aunque la historia de Rosaura asociada al tema del honor es un importante elemento de la comedia que aporta intriga y emociones, sin  embargo, el tema principal es el del destino.  Basilio como rey sabio tiene, por el contrario, un comportamiento contradictorio: sus intentos para evitar lo dictado por los astros, han provocado que el hado se cumpla. Irónicamente, al encerrar a Segismundo en una torre y convertirlo en un ser animalizado, provoca el comportamiento iracundo de este. Ha provocado lo que trataba de evitar.

 

La obra tiene una marcada intención ética y doctrinal: se debate sobre el destino y la libertad; la justicia y el abuso de poder; la honra y la justicia social. Al final se imponen los principios que defendía aquella sociedad.

 

Enlaces:

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.