«

»

Imprimir esta Entrada

Evolución del teatro barroco

El teatro barroco desde su consolidación con la obra de Lope de Vega continúa evolucionando hasta llegar a la producción de Calderón de la Barca. Solemos dividir el teatro barroco en dos etapas o ciclos: el primero en torno a Lope de Vega y el segundo con la figura central de Calderón de la Barca. Ambos ciclos tienen unos elementos comunes en el teatro:

  • Se rompen las reglas clásicas
  • Multiplicidad temática
  • Arte popular y costumbrista
  • Se mantiene el esquema de los personajes (dama-galán;gracioso, etc.)
  • Españolización de los asuntos

 

Pero también se advierte una evolución en el teatro entre uno y otro ciclo en:

 1) Se produce una consolidación del entremés como género menor. Se generaliza el empleo del verso y la conversión de los personajes en tipos cómicos. 

2) El auto sacramental va refinando el desarrollo de su contenido alegórico y doctrinal, y cada vez más su argumento conduce a la exaltación de la Eucaristía.

3) La comedia es el subgénero que sufre mayores transformaciones:

  • Aumentan el número de versos
  • Se presta un mayor cuidado a la expresión más culta y refinada donde proliferan recursos conceptistas.
  • En los personajes se aprecia una mayor caracterización  psicológica y simbólica.
  • Se complican los argumentos insertando acciones paralelas. En ocasiones, la acción se ve relegada por una intención más doctrinal, filosófica y moral.

Asimismo se distinguen varias etapas en la evolución del subgénero:

 

1)   Época de formación (1580-1600). Se cuenta la historia por extenso, con acumulación de episodios.

 

2)   Comedia abierta (1600-1620): Producción de Lope y sus discípulos. Madurez del género: multiplicidad de lances, pero sin desviarse de la acción central: obra de Lope de Vega y Tirso de Molina

 

3)   Perfección técnica (1620-1650). Estructuración más rigurosa del drama. La última etapa de Tirso de Molina y el teatro de Calderón de la Barca

 

4)   Anquilosamiento de la comedia. Se lleva al extremo el ingenio de la obra lo que conduce a la rutina. La degradación del teatro barroco llevó a prestar atención a los aspectos externos como los efectos especiales, las tramas enrevesadas, los lances y la violencia (el teatro que domina prácticamente todo el siglo XVIII):

  • Se busca la espectacularidad de los argumentos.
  • Aumenta la complejidad de la tramoya.
  • Prolifera la representación comedias de santos y un género que llega hasta mediados del siglo XIX: la comedia de magia.
  • Los textos pierden en calidad literaria.
  • Se acentúa el uso de recursos gongorinos.

Como decimos, en la evolución del teatro barroco se aprecia en el estilo (más refinado y conceptista), en una mayor atención a la caracterización del personaje, en que hay más contenidos de intención pedagógica y, también,  en otros aspectos como que se produce una evolución del teatro cortesano. Desde 1622 se instituye este teatro reservado a la corte,  mucho más elevado en cuanto a temas y estilo.

También se aprecia una evolución en la tramoya: compleja y que se llena de mecanismos efectistas. Especialmente, desde la introducción de tramoyistas italianos en tiempos de Felipe IV.

Como decíamos en artículos anteriores, hemos dividido el teatro barroco en 2 ciclos: el de Lope y el de Calderón, pero entre ambos hay un autor puente entre los dos grandes ciclos del teatro del XVII: Tirso de Molina.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *