«

»

Imprimir esta Entrada

Problemas con el CD y el CI: Loismo, leismo y laismo

1. Posición del complemento indirecto

El CD (a veces) y el CI (normalmente) aparecen por duplicado en la oración. Es decir: como S.Pprep introducido por “a” y como pronombre átono. Esto es una exigencia gramatical que no siempre es obligatoria, veamos:

  • Si el sintagma preposicional CI  va después del verbo, no es obligatorio poner el pronombre personal, pero se puede: es opcional. Ejemplo:

(LesDi un regalo a los niños

  • En el caso del  CD después del verbo es incorrecto duplicarlo con el pronombre personal LO, LA (los, las). Ejemplos:

*Lo vi a tu primo = Vi a tu primo

  • Pero si el SPrep con función de CD o CI antecede al verbo: es obligado la duplicación del mismo con un pronombre. Ejemplos:

A los niños (CI) les di un regalo (* A los niños di un regalo)

     A tu hermano (CD) lo vi en el parque (*A tu hermano vi en el parque)

Nota: en los ejemplos anteriores no significa que las oraciones tengan dos complementos directos o indirectos, sino que el pronombre se analiza como la “dúplica del complemento”, nada más.

2. Leismo, laismo y loismo

Hay que tener cuidado con estos fenómenos relacionados con el empleo de los pronombre de objeto o complemento directo e indirecto.

  • EL LEÍSMO consiste en la utilización de los pronombres LE y LES en función de complemento directo:

A tu hermano le vi esta mañana

Al perro también le vi con él

Sin embargo en los ejemplos anteriores, el primero está aceptado por la norma lingüística (es un error tan común entre los hablantes del centro y norte peninsular que la final tuvieron que aceptarlo como correcto). O lo que es lo mismo: es correcto emplear LE, LES cuando se trata de CD de persona y masculino. En el caso del plural LES es desaconsejable su uso. 

  • El LAÍSMO es el uso de los pronombres LA, LAS  en función de complemento indirecto. Es totalmente vulgar e incorrecto y debe evitarse, tanto en la lengua oral como en la escrita:

Da los libros (CD) a la niña (CI) > Dale los libros (Laísmo: *Dala los libros)

  • El LOÍSMO es como el laísmo, por tanto consiste en emplear los pronombres LO, LOS en función de complemento indirecto. Se trata de un vulgarismo que debe evitarse:

Le di un beso a mi novio (LOÍSMO: *Lo di un beso)

3. Verbos que pueden llevar complemento directo o indirecto

Hay un reducido grupo de verbos que complican la vida del hablante a la hora de usar el pronombre átono de complemento directo o indirecto porque estos verbos pueden llevar ambos complementos. No a la vez, claro, sino que dependiendo de si el sujeto de la oración es animado o no animado, el complemento será directo o indirecto respectivamente. Explicándolo un poco mejor, veamos: con verbos como molestar, asustar o servir:

  • Si el sujeto es animado, el complemento es directo en cuyo caso debe sustituirse por lo/los: Juan asusta a sus hermanos> Juan los asusta
  • Si el sujeto es inanimado, el complemento es indirecto, por tanto se sustituye por le/les: A Juan le molesta la escuela 

3.1. La preposición PARA no introduce complementos indirectos

Compré un regalo para los niños y Compré un regalo a los niños puede que semánticamente parezcan iguales, pero en la primera para los niños es un CC Destinatario y solo en la segunda a los niños es CI. 

4. Verbos en los que es difícil saber el tipo de complemento

  • Algunos verbos siempre nos han complicado la vida con esto del CD o CI. Por ejemplo, LLAMAR es un verbo transitivo y siempre selecciona CD: Llama a tu hermana> llámala> *llámale ¿Y qué sucede entonces con esta oración: Llaman idiota a la ministra. Pues lo mismo,a la ministra es el CD e idiota un complemento predicativo: La llaman idiota. 
  • El verbo DOLER se forma con complemento directo. Es habitual escuchar algo como: * A mi mujer la duele la cabeza. Lo correcto sería: A mi mujer le duele la cabeza

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *