La literatura medieval: cuestiones previas

La Edad Media es un periodo histórico que abarca desde el siglo V (caída del Imperio Romano, 459) hasta el siglo XV (descubrimiento de América, o la invención de la imprenta como posibles fechas clave).

Se divide, a su vez, en dos etapas:

            a) Alta Edad Media (s. V-X);

            b) Baja Edad Media (s. XI-XV)

De la Edad Media se ha tenido tradicionalmente una imagen que no se corresponde con la realidad. Se la ha presentado como una época oscura (y en parte lo fue), que supuso un retraso cultural y científico, injusta socialmente y marcada por las epidemias y el hambre. Sin embargo, la realidad de los hechos es mucho más compleja. Durante la Edad Media se sentaron las bases del desarrollo científico y cultural que vino con el Renacimiento; se afianzaron las sensibilidades nacionales que construyeron el germen de las futuras naciones en torno a una unidad de fe, el cristianismo, que se va a identificar con la idea de Europa; nacieron las primeras universidades, etc.

Los rasgos característicos de la Edad Media son los siguientes:

  • El sistema social medieval se basaba en el feudalismo que se fundamenta en una relación de vasallaje: entre un señor y sus siervos; y entre un señor y otro superior. Es una sociedad estamental, con 2 estamentos privilegiados, nobleza y clero, y uno no privilegiado, el pueblo llano. Los estamentos se apoyaban en el inmovilismo social:  no se podía cambiar de estamento a los que se pertenecía desde el nacimiento. 
  • La economía está en proceso de desarrollo. Circula poca moneda y , por ello, las transacciones se realizaban por medio del intercambio o trueque
  • En ciencia y cultura, la Edad Media supuso un cierto retraso en Europa respecto a otras civilizaciones, como la musulmana, mucho más avanzadas en medicina, matemáticas y filosofía. Se perdieron las relaciones con la brillante cultura grecolatina, lo que significó un retroceso en vez de un avance cultural. La ciencia  aún no había desarrollado el método científico y el conocimiento se fundamenta en las supersticiones y la analogía (es decir: las relaciones de semejanza entre un objeto o ser y su nombre o su forma). Había una creencia de que las formas de las cosas son la imagen de su composición interna. Por ejemplo, siguiendo ninguna base científica, se pensaba que comer nueces era bueno para el dolor de cabeza porque ambas cosas – nuez y cerebro- tienen una forma similar. 
  • Por último, la religión es junto al vasallaje la base de las relaciones sociales. La sociedad medieval es muy religiosa. Se extiende la idea de que la vida en la tierra no tiene valor y lo importante es ganar la vida eterna en el cielo tras la muerte.

1. Algunas notas sobre la literatura medieval castellana

Los primeros textos literarios conservados son las jarchas, pequeños poemas escritos hacia el año 1000, en romance mozárabe. Las razones de este retraso son que la literatura medieval es básicamente de transmisión oral. El papel es muy caro y se utiliza casi exclusivamente para las obras escritas en latín (lengua de cultura), por esto se conservan muy pocos textos de la literatura medieval en romance, aunque tenemos datos que demuestran que la literatura existió durante todo el periodo. Sus rasgos generales son:

  • Mayoritariamente es de transmisión oral (al menos hasta el siglo XV). Es más, la poesía, por ejemplo, estaba compuesta sólo y exclusivamente para ser oída, no leída; es decir, la poesía tenía que “sonar”, iba dirigida al oído, por eso casi toda la poesía medieval va acompañada de música y está concebida para ser cantada o recitada. 
  • Creación colectiva. La idea del autor individual no tenía mucho valor. Las obras literarias normalmente son anónimas; se copiaban unos autores a otros… El concepto de creador individual se desarrolló a partir del siglo XV  con el Renacimiento.
  • Toda la literatura medieval tiene finalidad didáctica. No existía el concepto de escribir una obra literaria por simple placer artístico, la obra literaria no tiene finalidad en sí misma. La literatura tenía que tener un aprovechamiento, una enseñanza, además de entretener al lector u oyente. Se seguía el principio clásico de Horacio del deleire y prodectare (disfrute y enseñanza).
  • El verso era la forma de prestigio y preferida para la creación literaria. La prosa no tenía prestigio, porque carecía de tradición en la literatura grecolatina. Habrá que esperar hasta el Barroco y Cervantes para el reconocimiento de la prosa literaria. Las primeras obras en prosa son de mediados del siglo XIII.
  • El teatro  prácticamente no existe (o al menos no ha dejado muestras escritas) y se limita a representaciones religiosas los días festivos. 

 

Gracias por compartir

1 ping

  1. […] medieval: Introducción a la literatura medieval     […]

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.