«

»

Imprimir esta Entrada

Actividades Mester de Juglaría y Mester de Clerecía

Te  propongo  una batería de ejercicios para repasar el Mester de Clerecía y el Mester de Juglaría. Hay dos tipos de actividades. La primera es sobre conocimientos del tema e incluye solucionario; las segundas son de comprensión lectora.

Para hacer los ejercicios con garantías, repásate la teoría general y, si lo prefieres, echa un vistazo rápido, al menos, al cuadro comparativo  de los mesteres. ¡Suerte!

CONOCIMIENTO

  1. ¿En qué Mester el autor era normalmente anónimo?
  2. ¿Las obras del Mester de Clerecía eran mayormente adaptaciones de obras clásicas en latín? Sí/No. Justifica tu respuesta.
  3. ¿De dónde saca los asuntos (historias) para sus obras el Mester de Juglaría? ¿Y el de Clerecía?
  4. ¿Cómo se difundieron las obras del Mester de Clerecía? ¿Y las de Juglaría?
  5. ¿Por qué se conservan tan pocas obras del Mester de Juglaría?
  6. ¿Qué Mester tiene rima asonante?
  7. Describe la métrica de la cuaderna vía ¿Qué Mester utiliza este tipo de estrofa?
  8. ¿En qué se parece y en qué se diferencia el lenguaje de ambos mesteres?
  9. ¿El Mester de Clerecía solo trata temas religiosos? Justifica tu respuesta.
  10. ¿Cuál es el tema principal del Mester de Juglaría? ¿Qué tres rasgos caracterizan a las historias del Mester de Juglaría?
  11. ¿En qué periodo de tiempo se desarrolló la Juglaría?
  12. Indica las principales diferencias entre el Mester de Clerecía del siglo XIII y el del siglo XIV.
  13. ¿La finalidad del Mester de Juglaría es solo la de entretener contando historias? Justifica tu respuesta
  14. ¿Cuál es la finalidad del Mester de Clerecía?
  15. ¿Cuál es la principal obra del Mester de Juglaría? ¿Cuál es la única obra que se ha conservado completa en el Mester de Juglaría?
  16. Señala 2 de las principales obras del Mester de Clerecía del siglo XIII y 2 del siglo XIV.
SOLUCIONES
  1. Mester de Juglaría
  2. Sí/ La mayor parte de las obras de clerecía eran adaptaciones de obras cultas latinas. El autor no se limita a hacer una simple traducción sino que reelabora a su antojo, añadiendo o quitando contenido para ajustarlo al significado del texto.
  3. De la realidad, de la historia reciente | De los libros, saber culto.
  4. Por libro | De manera oral, los pocos libros eran de mala calidad y para uso del juglar.
  5. Porque se difundían principalmente de manera oral y porque los escasos ejemplares impresos que había no se destinaron a bibliotecas como sí ocurrió en Francia.
  6. Juglaría
  7. Cuatro versos de 14 sílabas, hemistiquio en medio y con rima en consonante monorrima: 14A, 14A, 14A, 14A | Mester de Clerecía
  8. Diferencias: en el autor, la transmisión y la finalidad; Semejanzas: El texto ameno, la intención de agradar al lector, el léxico común y las expresiones coloquiales.
  9. No, aborda muchos otros como los épicos (Libro de Aleixandre, Poema de Fernán González…), aventuras (Libro de Apolonio), el amor (Libro de Buen Amor), etc.
  10. Las hazañas de héroes de guerra | la historicidad, la verosimilitud y el realismo
  11. Del siglo XI al XV
  12. Las principales diferencias se encuentran en la forma métrica. Los versos de los textos del siglo XIV son más irregulares o, mejor dicho, contienen irregularidades en la medida sobre todo, algo que no sucedía en el Mester de Clerecía del siglo XIII. También es diferente la mayor variedad temática del Mester del s.XIV y la aparición de misceláneas.
  13. No, también hace propaganda para que los jóvenes se alisten para la guerra. Crear sentimiento nacional, en tiempos de reconquista y además, son el principal medio de transmisión histórica para el público lego de la época.
  14. Didáctica: enseñar la doctrina cristiana, transmitir la moral católica, hacer propaganda del monasterio (obra de Berceo) o enseñar cualquier otro tipo de contenido relevante como la historia antigua (Libro de Alexandre), etc. De lo que no se ocupa, al menos el Mester del siglo XIII, es de los acontecimientos históricos más inmediatos.
  15. Cantar de Mio CidCantar de Mio Cid
  16. S. XIII,  La vida de san Millán  y  Los Milagros de Nuestra Señora, por ejemplo.

S. XIV, Libro de Buen Amor, Rimado de Palacio,  por ejemplo.

COMPRENSIÓN LECTORA

TEXTO 1

Cantar de Mio Cid

Cantar Primero: Cantar del destierro

(1)

En silencio   intensamente llorando,

volvía la cabeza,   los estaba mirando.

Vio puertas abiertas,    batientes sin candados,

perchas vacías,     sin túnicas de piel ni mantos,

sin halcones      y sin azores mudados.

Suspiró mio Cid,    por los pesares abrumado,

habló mio Cid        bien y muy mesurado:

—¡Gracias a ti, Señor,     Padre que estás en lo alto!

¡Esto han tramado contra mí     mis enemigos malvados!—

(2)

Mio Cid Ruy Díaz     en Burgos entró,

en su compañía      hay sesenta pendones.

Salían a verlo     mujeres y varones,

burgueses y burguesas     están en los miradores,

llorando en silencio,     tal era su dolor,

por las bocas de todos     salía una expresión:

—¡Dios, qué buen vasallo    si tuviese buen señor!—

(3)

Le convidarían de grado,    pero ninguno osaba:

el rey Alfonso     le tenía tal saña.

Anteanoche    llegó a Burgos su carta

con grandes precauciones     y solemnemente sellada:

que a mio Cid Ruy Díaz     nadie le diese posada

y que aquel que se la diese     supiese una seria amenaza,

que perdería sus bienes     y además los ojos de la cara,

y aun además     el cuerpo y el alma.

Un gran pesar     tenía la gente cristiana,

se esconden de mío Cid,     pues no osan decirle nada.

El Campeador     se dirigió a su posada,

en cuanto llegó a la puerta,     se la encontró bien cerrada,

por miedo del rey Alfonso     así estaba preparada:

a no ser que la quebrase por la fuerza,       no se la abriría nadie.

Los de mio Cid     con grandes gritos llaman,

los de dentro      no les querían contestar palabra.

(4)

Una niña de nueve años    a la vista se paraba:

—¡Campeador,     en buena hora ceñisteis espada!

El rey lo ha prohibido,     anoche llegó su carta

con grandes precauciones      y solemnemente sellada.

No nos atreveríamos a abriros     ni a acogeros por nada;

si no perderíamos      los bienes  y las casas,

y además      los ojos de la cara.

Cid, con nuestro mal     vos no ganáis nada,

pero el Creador os ayude     con todas sus virtudes santas.—

Esto dijo la niña     y se volvió a su casa.

Ya lo ve el Cid,     que no tiene del rey la gracia;

se alejó de la puerta,    por Burgos espoleaba,

llegó a Santa María,     entonces descabalga,

se puso de rodillas,     de corazón le rezaba.

Acabada la oración,     al punto cabalgaba,

salió por la puerta     y el Arlanzón cruzaba;

junto a la ciudad    en la glera acampaba,

plantaba la tienda     y luego descabalgaba.

(…)

Versión modernizada sacada de  la Antología de textos literarios para Maturita I, “Secciones Bilingües de Eslovaquia”.

Nota: Los números solo marcan fragmentos diferentes.

 

PREGUNTAS

  1. Analiza la métrica del primer fragmento
  2. Resume el contenido del fragmento 3
  3. Señala los rasgos del Cid como héroe que aparecen en los fragmentos
  4. Indica los epítetos épicos y formulas de voz narrativa de los fragmentos
  5. ¿Cómo interpretas el hecho de que sea una niña de nueve años la encargada de comunicarle al Cid la orden del rey? Razona tu respuesta

 

TEXTO 2

Gonzalo de Berceo, Milagros de Nuestra Señora

El labrador avaro

Había en una tierra  un hombre labrador,
que usaba de la reja  más que de otra labor;
más amaba la tierra  que amaba al Criador;
era de muchos modos  hombre revolvedor.

Hacía una enemiga,  hacíala en verdad:
cambiaba los mojones   por ganar heredad;
hacía en todas formas   tuertos y falsedad,
había mal testimonio  entre su vecindad.

Quería, aunque era malo,   bien a Santa María,
oía sus milagros   y todos los creía;
saludábala siempre,   decíale cada día:
«Ave gratia plena   que pariste a Mesías.»

Finó el arrastrapajas   de tierra bien cargado,
en soga de diablos    fue luego cautivado;
lo arrastraban  con cuerdas,  de coces bien sobado,
el duplo le pechaban   el pan que dio mudado.

Doliéronse los ángeles    de esta alma
tan mezquina la llevaban   diablos tan aína
quisieron acorrerla,  ganarla  por vecina,
mas para hacer tal pasta   menguábales harina.

Si les decían los ángeles   de bien una razón,
ciento decían los otros   malas, que buenas non;
los malos a los buenos   teníanlos en rincón,
la alma por sus pecados   no salía de prisión.

Mas levantose un ángel,  dijo: «Yo soy testigo,
verdad es, no mentira,  esto que ahora yo os digo:
el cuerpo, el que traía   el alma ésta consigo,
fue de Santa María   su vasallo y amigo.

Siempre la mencionaba   al yantar y a la cena,
decíale tres palabras:  Ave, gratia plena.
La boca que decía   tan santa cantilena
no merece yacer   en tal mala cadena.»

Apenas que este nombre   de la Santa Reína
oyeron los diablos ,  huyeron tan aína,
derramáronse todos   igual que una neblina,
desampararon todos  la pobre alma mezquina.

Los ángeles la vieron   ser tan desamparada,
con los pies y las manos   de sogas bien atada,
estaba como oveja   que yaciera enzarzada;
fueron y condujéronla   junto con su majada.

Nombre tan adonado,   lleno de virtud tanta,
el que a los enemigos   les persigue y espanta,
no nos debe doler   ni lengua ni garganta
que no digamos todos:   Salve, Regina sancta.

PREGUNTAS

  1. Elabora el esquema métrico de las 2 primeras estrofas
  2. Busca el significado de los términos en negrita
  3. Resume el contenido del texto
  4. ¿Qué defectos y virtudes tiene el labrador de la historia?
  5. ¿Qué personajes son los buenos y cuáles los malos?
  6. ¿Por qué se salva el alma del labrador?
  7. Como todas las obras de Berceo, el texto tienen una finalidad didáctica ¿Cuál sería su moraleja o mensaje?

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *